22 enero 2007

.:: "Necesito de los grupos para hacer la Gala"

Entrevista a Israel Reyes, director artístico del Carnaval ::.


Su teléfono no para de sonar y sus jornadas superan de sobra las 12 horas. Metido de lleno en los preparativos del carnaval, su director artístico adelanta cómo será el acto principal: la Gala de la Reina.

P ¿Qué nos puede adelantar de cómo será la Gala de la Reina?

R Vamos a ir a una obertura más corta, de unos 12 minutos, y a un espectáculo sin desconexiones. Con la Belle Epoque como tema, por supuesto, va a haber cancán, acordeón, poesía, referencias al musical, al arte, y a ese mundo surrealista tan francés.

P ¿Y qué protagonismo tendrán los grupos del Carnaval?

R Con mucha sensatez, los directores de galas de la época del teatro Pérez Galdós, decidieron que la Gala era un espectáculo donde debía estar lo mejor del Carnaval y eso no tiene que cambiar. Deben estar las murgas y comparsas ganadoras, que son los representantes de todos los grupos. Ése es el problema que se ha encontrado el director del Carnaval de Tenerife, Rafael Amargo, que hay un formato establecido y aceptado que no debe cambiar. El director sólo ha de mejorar esos ingredientes que ya están.

P ¿Han aceptado bien los grupos sus pautas para lograr el ritmo y estilo de espectáculo que quiere?

R A las murgas ganadoras siempre les pido que canten aquello que en el concurso ha tenido más gancho, aunque respeto la libertad con que ellos se enfrentan a su día de mayor protagonismo. No obstante, los grupos y yo ya nos conocemos bien y creo que este año la colaboración será buena. Las murgas están volviendo a hacer letras más cómicas y van a despertar la carcajada, con lo cual nos garantizamos el humor.

P ¿Quiere decir que la gala volverá a tener un tono festivo?

R El año pasado la Gala ya dio un primer paso hacia la diversión. Los Nietos de Kika pusieron a la gente en pie a cantar y a bailar. Eso quiere decir que yo necesito de los grupos del Carnaval y si las canciones de las murgas son tristes o serias, es más difícil que la gala sea una fiesta, porque además la presentación de los vestidos ha de ser solemne y las chicas están limitadas en sus movimientos, no pueden bailar. No es como el drag, que antes de salir, sólo con la música tiene a la gente bailando. Pero la actitud del espectador es la que cambia la gala y yo sigo pidiendo que vengan disfrazados.

P ¿Y qué podemos esperar de su presentadora, Antonia San Juan?

R El papel de San Juan, que es más actriz que presentadora, le dará un tono especial. Lo bueno de ella es que conoce la medida del espectáculo. Yo he visto a grandes presentadores que se asustan al salir al escenario. No impone el público ni la televisión sino su formato. Antonia hizo el año pasado el calentamiento con el pregón, conoce nuestro carnaval y el tipo de público, así que está muy tranquila. No va a hacer una presentación estática sino integrada en el movimiento del espectáculo e irá caracterizada de la Belle Epoque, no con un traje de noche, más bien disfrazada.

P ¿Cuánta gente veremos sobre el escenario?

En la obertura serán sobre las 600 y 700 personas que si sumamos a grupos serán unas 1000. Lo sorprendente es el entusiasmo de la gente por estar en la gala, por participar como bailarines, figurantes... Nosotros no podemos hacer una convocatoria tan abierta como nos gustaría porque se presentarían miles de jóvenes, incluso alguna madre de alguna chica se ha ofrecido. Pero hay un momento que tienes que frenar porque esa gente luego hay que vestirla, ensayar con ella..., es demasiado. Por eso sólo corremos la voz entre las escuelas de danza, los colectivos juveniles. Este año por ejemplo vamos a contar con un grupo de más de 60 personas que hacen hip hop.

P ¿Le facilita más su trabajo el escenario de este año?¿Es más teatral?

R Va a jugar un papel muy importante, mucho más que otros años. Alberto Trujillo ha creado un escenario que dará mucho juego, que es menos televisivo y más cálido que el del año pasado y que se convertirá en el plató de un gran musical de la Belle Epoque. En los cafés habrá gente, en el Moulin Rouge habrá vida de teatro, y hay balcones y ventanas que vamos a utilizar.


Entrevista publicada en el periódico Canarias7 el 19 de Enero de 2007.

0 Comments: